Por un descuento que como máximo alcanzaba los 1.500 pesos, ciudadanos hicieron colas en los super adheridos desde temprano en la puerta de los locales.

La decisión tomada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires hizo que los comercios de barrios y aquellos que no están bancarizados mostraran su malestar. 


La decisión que resultó beneficiosa para aquellos que poseen tarjetas del Banco Provincia dejó también al desnudo aquellas familias que "buscaron" la tarjeta de algún amigo para poder aprovechar la promoción. 

Otro dato frío es que aquellos que no están bancarizados se quedaron afuera y por consiguiente mostraron su fastidio. 

El camión de la carne

En tiempo de Raúl Alfonsín como presidente al playón de la estación llegaba el camión de la carne y las familias hacían colas para poveerse, años más tarde en tiempos de Cristina Kirchner lo mismo sucedió con  Pastas, Pescados y Lácteos para todos. ¿No sería lógico buscar medidas que incluyen al conjunto del comercio y los consumidores?

Las imágenes de este miércoles muestran claramente dos cosas una la inflación que no da tregua y el segundo punto lo caro que es vivir en la Argentina desde hace algunos años. 


Las imágenes que muchos medios nacionales compararon con Caracas sin dudas le debe servir a los que gobiernan para que las decisiones sean integrales, o sea que bajen el IVA e Ingresos Brutos para que el beneficio sea generalizado o no sectorizado. 

Compartir

Comentarios