El partido entre Gutiérrez y Defensores se jugó a puertas cerradas, pero cuando la delegación visitante se retiraba del estadio, los jugadores y cuerpo técnico fueron agredidos verbalmente y provocados desde muy cerca por un grupo de simpatizantes locales. Luego recibieron piedrazos en el micro, sufriendo la astilladura de unos de los vidrios. Repudiamos enérgicamente todo echo de violencia y bregamos porque en la revancha solo tengamos que hablar de fútbol.

Leo Storti: “Nos tocó vivir otra situación lamentable”

El preparador físico del plantel  “Leo” Storti en diálogo con La Radio Ramallo señalaba: “El partido fue normal, con algunos cruces de palabras por todo lo que había pasado. Esas cosas suelen pasar en un partido final, nos saludamos con el árbitro, con los jugadores, hasta ahí todo normal. Cuando nos íbamos el “Colo”  (Gómez) nos avisa que vamos a salir por otra puerta, porque en la puerta principal había algunos hinchas (Insólito). Salimos por una puerta lateral pero que daba muy cerca de la entrada principal, entonces quedamos a dos o tres metros de unos 30 o 40  hinchas que nos insultaban, la cosa no paso a mayores porque nosotros guardamos todo los más rápido que pudimos y nos subimos al micro sin responder a las agresiones. Pero cuando nos retirábamos nos apedrearon el micro y una ventanilla grande se astilló, por suerte no se rompió del todo y nadie salió lastimado, igualmente nos toco vivir otra situación lamentable”.  

Compartir

Comentarios