El pasado miércoles se realizó una nueva sesión en el honorable Concejo Deliberante en donde se trataron la readecuación de partidas por 53 millones de pesos y la rendición de cuentas del ejercicio 2016 de la Administración Central y del hospital José María Gomendio.

En el tratamiento de la rendición de cuentas los bloques opositores, Frente Renovador, Gen y Cambiemos votaron en contra. En tanto que el bloque oficialista, Frente para la Victoria votó a favor.

La rendición de cuentas de la administración central y del hospital fue aprobada por mayoría, con el voto doble del presidente del concejo deliberante. Curiosamente esta rendición de cuentas no tuvo voces altisonantes.

Uno de los pocos que habló en la semana fue el concejal Héctor Sbuttoni presidente de la bancada de Cambiemos quien señaló: “volvemos a desafectar fondos para pagar sueldos. El Frente para la Victoria era el que nos decía que el municipio gastaba mucho cuando teníamos el 67 por ciento afectado a sueldos. Ahora vemos que se congeló peligrosamente la tasa de seguridad e Higiene a Siderar, que por primera vez en muchos años hay déficit y que esto va a ser observado por el Tribunal de Cuentas. Además este gobierno tiene afectado el 77 por ciento del presupuesto en sueldos, más el dinero que paga a las cooperativas”.

Sbuttoni además indicó “me preocupa el municipio de cara los próximos años, nosotros dejamos una administración ordenada y equilibrada, con números que eran ordenados. El años próximo a este paso vamos a tener problemas, no es un mensaje negativo, es un mensaje de la realidad, hoy se gasta más de lo que ingresa”.

El edil de Cambiemos atacó “creo que hay cosas que se están haciendo mal. La readecuación de partidas es reiterado primero a fin de año con 40 millones de pesos y ahora con 53 millones, algo no se está haciendo bien porque son fondos asignados”

Compartir

Comentarios