Este viernes, los familiares y amigos de Claudio y Fausto Guerrina colocaron una cruz en la zona de islas. El viaje se inició pasado el mediodía hasta el lugar donde fueron halladas las pertenencias de los cuatro vecinos.

Cabe recordar que aquel trágico accidente se cobró la vida de cuatro miembros de una familia ramallense: Víctor Salinas, de 40 años, su hijo Víctor de 11 años y sus sobrinos Claudio Guerrina de 24 y su hermano Fausto de 13 años.

Los cuatro habían partido el 21 de octubre en una embarcación para pasar algunos días en la isla, y habían decidido regresar el domingo 25 de octubre, cerca de las 09:00hs. El resto es historia conocida, y dolor de una comunidad que siempre los recordará. 

Compartir

Comentarios