De acuerdo con los especialistas del INTA, la evidencia científica refleja un fenómeno en plena fase neutral que continuará hasta la primavera, con un leve déficit hídrico hacia fin de año.

Pocas cosas son tan impredecibles como el clima. Sin embargo, la serie de herramientas con las que cuenta el INTA permite adelantarse a los eventos climáticos y, así, reducir la incertidumbre. En este contexto, los especialistas del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, al igual que los del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), aseguran que existe evidencia científica que refleja un fenómeno climático en plena fase neutral que continuará hasta la primavera, con oscilación hacia un leve déficit hídrico o Niña débil para fin de año.

De acuerdo con el informe del Instituto, el valor promedio semanal de la anomalía de la temperatura superficial del mar en el Océano Pacifico es de –0.5°C, lo que evidencia una fenómeno Neutro en desarrollo, que continuaría durante lo que queda del invierno y el inicio de la primavera.

En línea con los modelos de pronóstico, el año climático transcurrirá será normal con una leve oscilación entre la neutralidad o una Niña débil. “El escenario menos probable para la próxima campaña agrícola 2016-2017 es uno marcado por el Niño con precipitaciones excesivas”, aseguró Carlos Di Bella, director del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar.

Según Di Bella, “este escenario de neutralidad regirá con registros de precipitaciones normales para esta época del año con una leve tendencia hacia el déficit hídrico para noviembre y diciembre”.

Esta conclusión coincide con la última previsión del Internacional Research Institute for Climate and Society (IRI) de la Universidad de Columbia que indica para el trimestre septiembre-noviembre una equidad en las posibilidades de ocurrencia de precipitaciones inferiores a lo normal o normales, producto de que, hasta el momento, no hay herramientas suficientes para una categorización más específica.

Por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) asegura, su último informe, que las condiciones actuales son de una fase neutral del fenómeno El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) con una probabilidad en torno al 55 % de una transición a una fase la Niña hacia la primavera.

En cuanto a la temperatura, se espera para el trimestre registros superiores a lo normal para el centro, norte y extremo sur del país, en especial para el oeste de la región Chaqueña, el sur del noroeste argentino, norte cuyano y Misiones.

La cosecha, en marcha

En referencia a las labores en maíz, el informe de estimaciones agrícolas del Ministerio de Agroindustria indica que el área cosechada alcanza el 95 % en Santa Fe, el 90 % en La Pampa, el 86 % en Buenos Aires, el 82 % en Córdoba y el 75 % en San Luis.

En cuanto a la siembra de trigo, La Pampa tiene el 98 % del área sembrada y Buenos Aires el 92 %. En Buenos Aires, el trigo se encuentra en crecimiento vegetativo con un estado general bueno e, incluso muy bueno, mientras que los lotes más tardíos como los de Madariaga, La Plata y Tandil están en macollaje.

En Córdoba, los lotes sembrados tempranamente se encuentran en macollaje en buen o muy buen estado general, mientras que en Santa Fe el cultivo se encuentra más avanzado, en general, en macollaje y en buen estado.

Lo que se viene

Miércoles 24: Probables lluvias y nevadas sobre el extremo sur. Tiempo bueno para el resto del territorio.

Jueves 25: Probabilidad de lluvias y nevadas aisladas sobre la algunas regiones del centro este y extremo sur de la Patagonia. Sin precipitaciones para el resto del país.

Viernes 26: Probabilidad de algunas lluvias y nevadas aisladas sobre el sur de Río Negro y norte de Chubut. No se esperan precipitaciones significativas en el resto del territorio.

Sábado 27: Lluvias y chaparrones aislados sobre el centro y sur de Santa Fe, Entre Ríos y norte de Buenos Aires.

Compartir

Comentarios