Ramallo, julio 2016.-

Estamos convencidas de continuar trabajando en un sistema de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes, en donde ellos y Ellas son protagonistas de ser Sujetos de Derechos; de garantizar sus derechos, aún cuando esta labor implica defenderlos del accionar de sus propias familias; estamos dispuestas a seguir desarrollando estrategias para lograr visibilizar situaciones de vulneración de derechos, que ponen en peligro la integridad de un Niño, Niña y /o Adolescente.

Pero a lo que no estamos dispuestas es  a permitir  que se debilite el Sistema de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños/as. Que va más allá de nosotras, es con absoluta claridad  la concepción  de lo que establece la normativa vigente: entendiendo  el  interés superior del niño como  la máxima satisfacción integral y simultánea de sus derechos en un marco de libertad, respeto y dignidad, para lograr el desenvolvimiento de sus potencialidades, y el despliegue integral y armónico de su personalidad.
Por ello creemos que, la decisión adoptada,  desde que el Servicio Local se encuentra en la esfera de la Secretaria de Salud, de disminuir a la mínima expresión al equipo técnico del mismo representa un:
ACTO DE VIOLENCIA REACCIONARIO ANTE EL RECLAMO JUSTO, COHERENTE, INSTITUCIONAL, PACIFICO, FUNDADO, VEHEMENTE, Y PRO ACTIVO POR MEJORAS CONDICIONES ECONÓMICAS EN EL ÁMBITO LABORAL.
Justo. No solo por la realidad socio económica del país, que es conocida por todos, sino por la legendaria obstinación  de un equipo profesional de pretender que la defensa de los derechos de los Niños/as,  sea reconocida definitivamente por el estado, disponiendo de recursos económicos para garantizar el funcionamiento de los equipos técnicos, quienes realizamos con responsabilidad, compromiso, desafío, y un alto grado de exposición la tarea profesional.
Coherente. El reclamo pretendía tan solo mejorar la cuestión económico, ni siquiera aspiraba a un reconocimiento real entre la labor desarrollada y el justo reconocimiento económico del trabajo profesional; entendemos que la actividad de los equipos técnicos de los Servicio Locales, debe ser remunerada en función de las siguientes condiciones: el carácter de profesionales, lo que requiere de estudios de grado, de capacitaciones especializadas en el tema, de constante actualización en las prácticas profesionales y en los método de intervención; la característica propia de la actividad, al enfrentarse siempre a situación de vulneración de derechos complejas; la atención diaria y la garantía de guardias pasivas, lo cual implica que las 24 horas del día y los 365 días del año, un profesional se encuentra a disposición ante situaciones de vulneración de derechos; entendemos entonces que  jamás el reconocimiento económico de la actividad,  podrá ser inferiores a  cualquier ingreso medio de cualquier trabajador; justamente porque estamos ante un personal especializado y con carga horaria excepcional. 
Institucional.El reclamo pretendido respetó las vías jerárquicas institucionales en el ámbito del Municipio de Ramallo, y contempló las buenas prácticas comunicacionales, iniciando con la puesta en conocimiento del mismo ante el superior inmediato por vía oral; prosiguiendo  con una presentación ante el Sr. Intendente Municipal por medio escrito; y por último se presentó una notaante el órgano de control del Departamento Ejecutivo, como lo es el Departamento Legislativo.
Pacífico. El reclamo pretendía tan solo que se reconociera la necesidad de aumento en los montos de los contratos, y el método utilizado por este equipo técnico fue el pacífico, como no podía ser de otro modo, de aquellos que velamos por el buen trato, sin renunciar nunca a las convicciones y a lo justo.
Fundado. Tan convencidas estamos en lo pretendido, que  expusimos las razones del reclamo con contundencia, pero sin renunciar a la idea de trasmitir conocimiento y experiencia, hacia aquellos que incursionan en formar parte del Sistema de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños, niñas y adolescentes.
Vehemente. Es impensado pretender proteger a las personas más vulnerables, sin atreverse a desafiar a lo instituido, y para ello se requiere de apasionamiento en el actuar, en el hacer.
Pro Activo.  Del análisis de lo desarrollado claramente surge que lo reclamado es en beneficio de…; jamás se ha criticado la decisión adoptada, sino que por los medios posibles que un equipo técnico posee ante el poder  imperante del Estado, se ha recurrido a convencer al otro de la necesidad de garantizar la capacidad operativa y profesional del Servicio Local, y de defender nuestros puestos de trabajo.
De todas maneras seguiremos empeñadas en nuestra labor y trabajando por nuestros niños, niñas y adolescentes.-


Profesionales del Servicio Local de Promoción y Protección de la Niñez y Adolescencia del Partido de Ramallo

Compartir

Comentarios