Alejo Romero experto en sustancias peligrosas e Integrante de la brigada de materiales peligrosos del cuerpo de bomberos voluntarios de Ramallo dialogo este lunes con la Radio Ramallo.

“Ni bien tomamos conocimiento del incidente de la sustancia que se había derramado que es una sustancia peligrosa, tomamos contacto con la empresa y con Prefectura Naval para ponernos a disposición. Nos dijeron que fue en horas de la mañana, que fue muy menor el incidente. Ellos son acopiadores de este material, trabajan con 500 mil litro de acido sulfúrico almacenado sabíamos el tipo de trabajo que se realizan. Nos pusimos a disposición inmediatamente” explicó Romero

“Sabemos que no hubo lesionados, sabemos que el derrame fue sobre una plataforma metálica y el personal realizó los trabajos que tenía que realizar. Ha sido un hecho aislado y alguien generó más conmoción de lo que realmente pasó. Nosotros estábamos en contacto con la empresa y estábamos a disposición pero no actuamos” agregó. 

“La mayoría de los ácidos al entrar en contacto con el agua reaccionan, cuando esto sucede en grandes cantidades lo que generan son vapores y en la mayoría de las veces son altamente peligroso porque son corrosivos. Las personas que no saben tienen que evacuarse y los que  están capacitados tienen que colocarse los equipos y trabajar en el lugar para evitar que el derrame se expanda” detalló el brigadista. 

“En el caso que hubiera habido una nube toxica nosotros aprendimos que hay que tomar la condición del viento, velocidad y después realizar un cálculo para saber en dónde va a ir  la nube toxica y tener un aparato de medición para saber qué cantidad de partículas por millón se van a mover con la nube. Hay que tener en cuenta donde o por donde va a pasar la nube. Si la nube es baja como la de los clorhídricos y la de los sulfhídricos que suelen ser más livianas que el aire  que son nubes que viajan a baja altura hay que arrojarle agua para que vayan bajando. Y en el peor de los casos hay que hacer un auto evacuación o bien cerrar todas las puertas y ventanas y quedarnos en la habitación más recóndita de la vivienda, pero cerrar bien” indicó. 

“De acuerdo a los cálculos que hicimos ayer cuando nos enteramos, si el derrame hubiera sido muy importante la nube hubiera ido a Villa Ramallo. El viento ayer estaba muy cruzado, iba del río hacia Villa Ramallo, después lo relacionado a lo ambiental tiene que venir personal experto y tomar muestra de agua, y después ver que se puede hacer. Igual si la contaminación era sobre el agua es imposible separar el agua del acido, es imposible una separación química del momento.  La contención química es imposible una vez que se mezcla el acido con el agua” informó el joven bombero. 

“Los tiempos para una evacuación están relacionados con la velocidad del viento. El gran problema es la psicosis que se generó ayer a través de las redes sociales, es porque es una comunidad que no está acostumbrada a lo que sucedió ayer. Entonces creo que nos falta crecer como comunidad. Hay que aprender que una evacuación debe ser ordenada tranquila. Ayer los teléfonos del cuartel estuvieron saturados, al igual que los del hospital y otras instituciones.  A la hora que la gente llamaba Bunge estaba trabajando de nuevo. Todo había pasado. Creo que hay que es trabajar sobre la comunicación y trabajar fuertemente sobre este tipo de situaciones. Ayer hablé con el Intendente (Mauro Poletti) y coincidíamos en que hay que mejorar la comunicación con la comunidad y el vínculo entre las empresas y las instituciones vinculada a la seguridad o a la prevención. En las grandes emergencias se ve como están preparadas las comunidades. Hay que establecer mejores canales de comunicación con las industrias y con las instituciones” concluyó el experto en sustancias peligrosas. 

 

Compartir

Comentarios