El arquitecto Pablo Ribé en dialogo con la Radio Ramallo remarcó que “es un momento complejo para la construcción y esperamos que la situación se revierta en los próximos meses. Es imperioso que la situación económica se tranquilice”

“En términos de deseos esperamos que se abran mejores perspectivas mirando cómo ha mermado la construcción. El párate comenzó en los últimos seis meses del gobierno de Cristina. En los últimos meses se acentuó. Todo lo que era la pequeña obra se paró en un 100 por ciento” dijo el arquitecto. 

“Proyectos nuevos no hay nada. El Procrear sirvió en el sentido del movimiento que le dio a la construcción, el problema del Procrear eran las cifras que no alcanzaban para las obras en total, pero sirvió para que mucha gente tenga su casa. Uno mira esa época hoy con nostalgia, porque no lo tenemos. En su momento le criticábamos cierta metodología del crédito pero ahora te das cuenta que el Procrear era valioso. Ojalá que vuelvan créditos hipotecarios con sentido común para la gente” agregó. 

“Yo en el corto plazo veo muy difícil que la construcción se recupere, creo que Ramallo por su ubicación estratégica, va a tener un crecimiento realmente sustancial comparativamente con el resto del país. La pregunta que todos se hacen es en que tiempo va a volver a moverse la rueda de la construcción” reflexionó. 

“El campo no sé si está tan bien como muchos dicen, el productor hoy está endeudado, ojalá sea el campo el que mueva la rueda económica. Yo veo que la población o mejor dicho un sector de la población no está en condiciones de esperar seis meses. Hay un crecimiento de gastos fijos y de servicios que no tiene relación con los ingresos. El sueldo docente hoy por ejemplo está cada vez más atrás. El tema es saber cuánto está dispuesto bancarse la sociedad para aguantar este párate” apuntó Ribé. 

“En Ramallo siempre hay perspectivas de nuevas inversiones, ahora hay que ver cuáles son los tiempos de inversión, no tengo datos oficiales. Sé que se vienen grandes inversiones para Ramallo, no sé en qué tiempos se van a materializar” informó sobre grandes desarrollos industriales que se realizarían en la zona del camino de la costa. 

“Es imperioso que la situación económica se tranquilice, la gente tiene ganas de invertir. Nosotros llevamos adelante varios desarrollos inmobiliarios y los hicimos con familias de Ramallo, de la zona, hay gente de Ramallo que quiere invertir y que quiere que Ramallo siga creciendo, y estos ramallense son los que generan nuevos puestos de trabajo y son los que movilizan la economía, nosotros tenemos apuntar a esas familias y tenemos que pensar que cada obra que se inicia son nuevos puestos de trabajo para Ramallo” explicó. 

Por último el arquitecto Ribé expresó “la construcción del edificio “Pampa” (Calle Sarmiento entre Av. San Martín y Ginocchio) fue la demostración de que se puede, que desde Ramallo un grupo de ramallenses puede, hoy el edificio “Don Ismael” (calle San Lorenzo) contra el río Paraná es un gran proyecto que genera entre 50 y 60 puestos de trabajo por cinco años, más los puestos indirectos de empleo. Hoy la familia Botto como la familia Giordano son emprendedores por naturaleza. Hay que confiar y creer en los inversores locales”.  

 

Compartir

Comentarios