Las autoridades del hospital municipal “José María Gomendio” trabajan sobre un caso sospechoso de dengue en la ciudad de Ramallo. De confirmarse sería no autóctono en una mujer que hace pocos días regresó de Brasil. La paciente está estable y se espera los resultados de los análisis del Instituto “Julio Isidro Maiztegui” en la ciudad de Pergamino.

La mujer presentaba un cuadro febril compatible con la enfermedad del dengue. Por tal, los médicos tratantes le tomaron una muestra de sangre con la que se realizarán los análisis en el Instituto Maiztegui, la entidad de referencia en la Zona Sanitaria IV. 

Como medida preventiva y teniendo en cuenta que no existe un tratamiento para la enfermedad, en la tarde de este sábado personal municipal fumigó en el barrio de la mujer, cubriendo hasta ocho cuadras a la redonda con el objetivo de erradicar los mosquitos y así prevenir el contagio.

Pergamino

En tanto la Ministra de Salud de la provincia de Buenos Aires, Zulma Ortiz confirmó un caso importado de zika en la ciudad de Pergamino, los equipos técnicos del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires y del municipio trabajan en la vigilancia y el control epidemiológico, mientras que la paciente se encuentra aislada, asintomática y evoluciona favorablemente, informó el ministerio de Salud bonaerense.

Se trata de una mujer, de 42 años, a quién le realizaron los análisis de laboratorio en el Instituto Maiztegui, donde se confirmó la presencia del virus.

La paciente "se encuentra aislada, asintomática y evoluciona favorablemente", afirmó Ortiz, quien pidió a todos los bonaerenses "mantener las medidas de prevención consistentes en el descacharrizado domiciliario", para eliminar criaderos del mosquito Aedes aegypti, así como el uso de repelente cada tres horas.

El de Pergamino es el primer caso de virus zika que se detecta en la Provincia, y es importado, indicaron las autoridades sanitarias.

La persona afectada viajó a Brasil y regresó a Pergamino el pasado 29 de enero; al día siguiente presentó fiebre, consultó al médico y fue asistida de inmediato, alertando al sistema de vigilancia según el protocolo para la vigilancia de dengue, chikungunya y zika

Síntomas del dengue

Los síntomas del dengue se inician después de un período de incubación que puede variar de cinco a ocho días tras la picadura del mosquito. Habitualmente cursa con fiebre alta que se inicia de forma repentina y se acompaña de dolor de cabeza intenso, dolor alrededor de los ojos y detrás de los globos oculares, cansancio y dolor en músculos y articulaciones.

Al tercer día de la fiebre, muchas veces aparece un exantema por el cuerpo, es decir, una erupción generalizada de color rojizo, que dura unos dos o tres días. También puede haber náuseas, vómitos, pérdida del apetito o dolor de garganta. La fiebre usualmente dura hasta una semana y suele ser intermitente. Una fiebre que dura más de 10 días no suele ser por dengue. En ocasiones, al disminuir la fiebre, aparece un segundo exantema cutáneo que dura entre uno y cinco días y desaparece con descamación de la piel. Tras la desaparición de los síntomas puede persistir el cansancio, a veces junto con depresión  durante muchas semanas.

Algunas personas después de la fiebre inicial pueden tener síntomas más graves característicos del dengue hemorrágico, llamado así por las manifestaciones hemorrágicas que tienen los pacientes. Pueden tener sangrado por la encías, hemorragias por el tubo digestivo o sangrado por la orina. Son características la aparición de petequias o púrpura, que son erupciones en la piel como puntitos rojos o placas rojizas causadas por un aumento de la permeabilidad de los capilares, produciéndose la salida de glóbulos rojos a través de la pared de los mismos. Cursa con dolor abdominal, vómitos persistentes y respiración acelerada. Sin tratamiento, evoluciona a shock con disminución de la presión arterial y en ocasiones la muerte.

En general, el dengue es una enfermedad autolimitada con una mortalidad menor del 1%. El dengue hemorrágico tiene una mortalidad con tratamiento del 2-5%, pero sin tratamiento puede ser mortal hasta en el 50% de los casos.

Compartir

Comentarios