Alarmante incremento del impuesto automotor en la provincia. Más allá que no está aprobado el presupuesto, se establecieron subas en torno al 36%. Hay casos en los que el incremento será el triple.

A la devaluación y el aumento de alimentos desmedido se sumará otro inconveniente para los bolsillos de aquellos que tengan vehículo. El 2016 viene con importantes alzas en el impuesto automor pautadas en un promedio de suba del 36% con cifras algo mayores para ciertos casos.

  En las últimas horas se conocieron algunos ejemplos a través de portales nacionales y provinciales que preocupan a los bonaerenses: un Gol Power, dos puertas, modelo 2008, pasará de haber pagado $ 320 en este 2015 a tener que abonar $ 575 desde 2016. La suba llega al 79,6% y termina por ser mucho más alta a lo pautado en el presupuesto provincial.

Otro caso, un dueño de un Fiat Palio, modelo Fire, que pagó $ 1819 de cuota anual en 2015, tendrá que afrontar ahora el abono de $ 3011. La suba equivale al 65,5%.

Hay vehículos sobre los que la factura de Arba vendrá con un aumento un poco menor. Por ejemplo, propietarios de Fork K, que en 2015 debieron pagar $ 2721, ahora deberán transferir al fisco bonaerense $ 3523. El aumento en esta ocasión es del 30%.

Las alzas más notorias se vinculan a las unidades consideradas de alta gama. Para el dueño de una Chevrolet Tracker, que tuvo como obligación realizar un pago anual en 2015 de $13.100, la cifra ahora se duplicará: $ 28.215, es decir, un aumento del 115 por ciento.

Compartir

Comentarios