Vecinos desaprensivos arrojaron dos colchones en calle Hernández entre Brown y Beltrán en el barrio Santa María. Las fotos fueron tomadas hace 24 horas y este miércoles el lugar fue limpiado por personal de la delegación municipal de Villa Ramallo.
Esa situación en caso de lluvias intensas habría provocado el anegamiento de la zona. Desde la delegación municipal, Sergio Costoya pidió no arrojar residuos en los desagües para evitar que el agua se acumule y provoque trastornos a otros vecinos.

Compartir

Comentarios