Julio Macias es un ex futbolista, jugó en Social, Los Andes y Campo Salles, entre otros equipos, actualmente es árbitro de la Asociación de Árbitros de Villa Constitución y dirige inferiores en la Liga Sampedina. Después de vivir un tiempo fuera de la ciudad, volvió a su pueblo y a su barrio, Bº Valle de Oro. Rápidamente observó que los chicos de su barrio tenían necesidad de contención, entonces, sin recursos, es empleado del matadero, pero con un enorme corazón, con el apoyo de su esposa, inició una escuelita de fútbol, que tiene hoy cuarenta chicos.

Julio le señaló a la Radio Ramallo: “Yo soy de acá, nacido y criado en el Bº Valle de Oro, pero estaba viviendo en Villa Constitución, en febrero volví, me encontré con un barrio, estancado, venido a menos, la cancha en la que me crie jugando con mis amigos, venida abajo, echa un potrero. Entonces, con el apoyo de mi señora, me surgió la idea de formar una escuelita de fútbol, para los chicos del barrio que no pueden ir a club, porque no tiene para una cuota social, los clubes por ahí no pueden becar a todos los chicos. Empecé con cinco chicos y ahora tengo cuarenta, la idea es sacar los chicos de la calle aunque sea una horita, dos horitas, dos o tres veces por semana, que estén haciendo lo que les gusta, lo que nos gusta, porque yo también me divierto, yo siempre les digo que en la escuelita somos un grupo de amigos. El barrio tiene muchos problemas sociales y uno trata de ayudar, totalmente ad honorem. Lo estoy haciendo todo a pulmón, así que si alguien quiere dar una mano será bienvenido”. Señaló este joven humilde, trabajador y con un corazón gigante.

Compartir

Comentarios