La historia se repite cada fin de semana a la salida de un bar ubicado en la Avenida San Martin de Villa Ramallo.
Los vecinos denuncian que las noches en que funcionan los bares se producen enfrentamientos entre los adolescentes, lo que genera preocupación para los habitantes de la ciudad.
"Todos los fines de semana hay grescas, generalmente los que se pelean son chicos y como salen a correr para todos lados, la calle se vuelve un peligro. No miden hacia donde van, ni les interesa si viene circulando un auto", contó un joven.

Compartir

Comentarios