El taller de Pascual Alonso volvió a ser el lugar elegido por los fieles del patrono del pan y el trabajo para realizar la tradicional misa.
Este 7 de agosto se cumplieron 30 años de la primera misa que se celebró en el barrio Don Antonio para rendir tributo a San Cayetano.
Luego hubo chocolate con tortas para todos como es una tradición que año tras año se renueva.

Compartir

Comentarios