El jugador ramallense Dalmiro Gaeto, recientemente desvinculado de Leandro N. Alem, espera que pase la pandemia y se reinicie la actividad para ver donde sigue su carrera futbolística. Gaeto se inició en Social y siguió su carrera jugando en Defensores, La Emilia, Gral. Rojo, Villa Dalmine, Argentino de Quilmes, Midland, Excursionistas, San Martín de Burzaco y Leandro N. Alem.

Dalmiro Gaeto - "El Rulo”, como lo llaman en el ambiente futbolístico- se ganó un lugar en los torneos de la C Metropolitana, mostrando que puede aspirar a más dentro del fútbol argentino.

.-Estoy en Ramallo disfrutando de la familia, tranquilo, en estos días hubo más casos acá, pero tranquilo hasta ahora, esperando que pase todo esto y volver a la normalidad”.

.-“Estoy entrenando,  siempre estuve haciendo algo, primero en casa, ahora estoy entrenando con el “Profe” Franco Villarreal en el Náutico y con el “Tano” Barbieri en Villa Ramallo”.

.- “Con Alem termine el vínculo en junio, el ascenso está todo parado, son mil los jugadores  profesionales que están sin contrato, sin laburo, en una situación muy compleja. Obviamente que siempre pensando en positivo esperado una propuesta para seguir jugando”.

.-“Desde lo personal siento que progrese muchísimo, siempre tuve buen juego, pero mejoré mucho, aprendí mucho en este largo camino que estoy haciendo en el fútbol. En Alem tuve un año muy bueno, jugué todos los partidos, no tuve lesiones, pero bueno, ahora hay un tema de salud, lo primero que quiero es que pase todo esto, que deje de haber víctimas fatales por este virus y cuidar a la familia que es lo más importante, después veremos qué pasa con mi futuro”.

.-“Ya me hice un nombre en la categoría, me conoce la gente, los equipos, cada vez que finaliza una temporada tengo llamadas de los distintos equipos de la C. Uno siempre quiere progresar, pero no es fácil jugar en el fútbol argentino, hay muchos futbolistas que juegan bien, no es fácil, pero he tenido buenas experiencias, buen trato de la gente. No es fácil para mí porque cuando llegó a un equipo me dan la camiseta número 10, el que tiene ese número tiene más responsabilidad, tiene que hacer jugar al equipo, si el equipo anda mal las miradas están puesta en uno, porque estoy en una posición donde se espera mucho de mí. Pero con el transcurrir de los años aprendí muchísimas cosas, los cuidados del físico, la alimentación, cosas que antes no tenía mucho en cuenta y hoy en día las tengo incorporadas, estoy muy contento por eso y el progreso que he tenido como jugador”.

.-Te repito que los argentinos juegan muy bien al fútbol, estos años he visto muchísimos buenos jugadores, hay chicos que hicieron diez años en River, cinco años en Racing, otros en Lanus o Banfield, quedan libres a la hora del primer contrato, pero vienen al ascenso con una preparación distinta a la que tuve yo, que estuve en Ramallo hasta los 18 o 19 años, aunque tuve la suerte también de estar en Defensores con “Gaby” Gómez, donde tuvimos buena formación, pero no es fácil ponerse a la par de jugadores, formados en River, Racing y otros equipos de primera. El fútbol argentino es muy competitivo, para mí el más difícil de todos, así que hay que seguir metiéndole otra no queda”.

.-“Muchos que saben de fútbol me han dicho que estoy para más, la oportunidad no me llegó, pero eso hace que uno no baje los brazos, así que no me vuelvo loco. Sé que estoy haciendo las cosas bien, en algún momento tal vez no le di al fútbol lo que le tuve que haber dado, pero hoy me siento tranquilo con el sacrificio, con el esfuerzo que hice durante estos años. Me siento entero para seguir peleándola y agradecido por el apoyo de mi familia y de gente que sabe de esto que me da su apoyo y me ayuda para seguir adelante”.        

Compartir

Comentarios