Por Jorge Urquiza

El partido de Ramallo, en particular las localidades de Ramallo y villa Ramallo por sus característicasde cercanía e infraestructura tiene posibilidades de trazar una estrategia que permita el desarrollo del sector turístico.

Para ello, hay que definir lo que muchos pensamos un rumbo y políticas públicas eficientes que posicionen  a Ramallo como un destino turístico seguro para el visitante y sustentable. Con estos objetivos en mente, comenzamos con un desarrollo estratégico del turismo, allá por el año 2003, en lo que definimos como complejo Viva El Rio.

Comprendíamos claramente que teníamos espacio para un desarrollo sustentable que graficábamos en aquel entonces como el “Pinamar del Rio”,  constituido por el target de turista que pretendíamos para los servicios que se diseñaron para tal fin. Luego a partir del 2008 el gobierno abandono el diseño urbano y la infraestructura planificada, convirtiéndose más en una Villa Gessel, concentrando un turismo juvenil  y sectores bailables en nuestra costa. Por ejemplo, en los pliegos de licitación  se prohibía  y definían claramente los usos de las parcelas a concesionar. Incluso la estética por ejemplo, explicitando el tipo de construcción correspondiente, como la prohibición del uso de cemento.

El desarrollo turístico tuvo como primer momento un estudio de prefactibilidad de inversión, que lo realizamos a través de una consultoría y fue financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), a cargo de académicos y profesionales del urbanismo y el desarrollo local. El estudio de prefactibilidad determinaba claramente el alcance del proyecto, a saber: la conectividad de nuestro distrito con los centros urbanos que podrían demandar nuestros servicios turísticos (en un radio de 300km más de 15.000.000 de habitantes) los recursos naturales atractivos para el descanso y la recreación, la hospitalidad de sus habitantes. En definitiva, un pueblo gestionado con eficacia podría convertir una industria que alcanzara en el cortísimo plazo más de 300 empleos directos, con la proyección a 1.000 empleos directos y algo más de 500 indirectos. Es nuestro potencial, por ello a veces cuando se intenta resolver el tema del empleo con actividades contaminantes (cemento Avellaneda o Moviport) es un contrasentido que conspira contra un desarrollo sustentable y amigable con el medioambiente, como es el turismo.

Por ello, estoy convencido que la Pandemia puede, si somos capaces de discutir y analizar, dar el tiempo necesario para la puesta en marcha de un proyecto turístico. Nos va a dar la oportunidad  económica y saludable para nuestras empresas y trabajadores de servicios turísticos.

En este sentido, en el corto plazo post pandemia, es probable y, muchos pensamos que será así,  que se dé una fuerte orientación al turismo interno, de cercanía, de fines de semana.Si se gestiona y se planifica con responsabilidad,  seguramente, tendremos resultados positivos en la creación de empleo (en un mayor porcentaje deempleo informal). Pero para esto es clave una estrategia que posicione a Ramallo como destino turístico y no sólo por su recurso natural, la cercanía, el costo y la seguridad sino teniendo en cuenta la relevancia de contar con un diseño integral de los espacios, los recorridos, protocolos sanitarios (sobre todo post COVID), etc.

El turismo no sólo promueve el desarrollo local y el empleo sino que impulsa una integración social inclusiva, el patrimonio natural y cultural, nuestra biodiversidad y cuidado del medio ambiente.

 

Jorge Urquiza

Concejal MC Periodos1989/1993 – 1997/2001 y 2007/2011

Presidente HCD 1999/2001 y 2007/2009

Diputado Constituyente. Reforma constitucional Pcia. de Bs As 1994

Secretario Desarrollo Local 2003/2007

Subsecretario de Prevención, Seguridad Vial y Defensa Civil 2011/2014

Cursos- Especialidades:

Estrategias Desarrollo Local FLACSO (1994)

Legislación para el Desarrollo Local: FLACSO (1995) Facultad Latinoamericana  de Ciencias Sociales 

Turismo y desarrollo:   CIPPEC (2000)  Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento

Compartir

Comentarios