Un baraderense que viajaba junto a su familia no pudo continuar su marcha. Al detenerse en la banquina, aparecieron delincuentes que los apuntaron con armas de fuego, incluso a los niños. La peligrosa modalidad delictiva de arrojar piedras y adoquines a los automóviles que transitan por la ruta nacional 9 empezó a reiterarse en este último mes.

En nuestra edición pasada reflejamos lo que le pasó a varias familias de San Pedro, que al llegar al km 80 fueron asaltadas. En esta ocasión, una familia de Baradero cayó víctima de estos delincuentes. Sebastian Rigo, que es conocido de Baradero por su actividad coiffeur y suele ser parte del jurado en la Fiesta de la Primavera, regresaba de la Ciudad de Buenos Aires, junto a su familia; era viernes a la noche. A la altura del KM 80 chocó contra unos adoquines que lo obligaron a frenar en la banquina ya que le impidieron seguir transitando. Al detenerse, de inmediato, aparecieron seis o siete ladrones que a punta de pistola los amenazaron. Los asaltantes no tuvieron ningún tipo de reparo; apuntaron con sus armas de fuego a menores de edad. De esta manera, le sustrajeron todas sus pertenecías. Pero Rigo no fue el único. Había dos autos más estacionados en la banquina con daños que sufrieron de los piedrazos, y también fueron asaltados. “Nos pusimos a hablar con las otras personas que les había pasado lo mismo” contó Rigo, y agregó “Lo peor es que les apuntaban a los chicos, una situación que hasta el día de hoy no se van a olvidar. Vayámonos del país, me dijeron mis hijos”.

Fuente: La Auténtica Opinión.

Compartir

Comentarios