Agustina Murua se fue a dedo desde Dinamarca hasta Moscú para acompañar a la selección Argentina. La joven nicoleña salió desde Buenos Aires en avión hasta Copenhague y desde Moscú dialogó con la Radio Ramallo.

Oriunda de San Nicolás, Agustina partió hace 4 meses y luego a fuerza de hacer dedo y viajar en más de 50 vehículos, un poco en camión y otro poco en auto llegó a Moscú en un camión y hoy acampa a pocos metros del predio en el que se encuentra la Selección de Sampaoli.


“La experiencia de hacer dedo en esta parte de Europa es increíble. Solamente una vez, tuve que esperar cuatro horas en una estación de servicio en el norte de Finlandia porque la gente hablaba poco inglés. Me costó mucho encontrar a alguien que me alcanzara hasta que encontré a un hombre que iba al mismo lugar que yo. El tramo de Noruega lo hice casi todo en camión. Los camioneros fueron muy generosos, muy buenos conmigo, muy respetuosos” contó. 

Al ser consultada como se financiaba el viaje explicó "Una amiga de Chile me enseñó en un viaje a Colombia a hacer pulseritas macramé que tejo a mano. Con las pulseritas voy al centro, con mi bandera argentina y mi remera de Messi y las vendo a un euro cada una. La gente me ayuda".

 

Compartir

Comentarios