Hace poco tiempo atrás una vecina, domiciliada en calle Tucumán, casi esquina Francia, denunció a un individuo de apellido Carballo, porque había ingresado a su casa con un machete y tras amenazarla había roto varias cosas dentro de la vivienda. Las relaciones de esta vecina y otros vecinos con este individuo nunca fueron buenas y en la tarde de hoy, según pudimos saber, Carballo habría recibido la citación judicial por aquella denuncia, entonces volvió a amenazar a su vecina, golpeando puertas y ventanas del domicilio. Esta mujer tiene una hija con problemas de salud, fue operada del corazón en dos oportunidades, la situación enardeció a los vecinos, que primero corrieron a Carballo, y después le prendieron fuego a su vivienda, ubicada enfrente de la familia amenazada por él. Pasada la medianoche, con los bomberos trabajando en el lugar, y con mucha presencia policial, Carballo volvió, acompañado de un hijo y amenazó a todos los presentes en el lugar y sobre todo a quienes el entiende son los responsables de quemar su casa. El ex esposo de la mujer amenazada le señalaba a este medio que era casi imposible vivir con tranquilidad con este individuo enfrente de la casa de su ex mujer y que tenía una profunda preocupación porque allí viven sus hijos y esta historia de larga data parece no terminar nunca y que si no se toman medidas, esto va a terminar con una desgracia mayor.

Compartir

Comentarios