Ante las lamentables consecuencias que las pasadas lluvias y la incapacidad demostrada por los funcionarios a cargo provocaron en el norte bonaerense, nos vemos en la obligación de señalar los protocolos incumplidos y recordar las precauciones vitales que se necesitan para evitar accidentes trágicos.

El primer protocolo de precaución Vial incumplido fue el corte de ruta en las zonas inundables con anterioridad al cruce peligroso de vehículos. Los municipios de Ramallo y Pergamino no tomaron en cuenta los pronósticos de lluvias severas y la acumulación de 70 milímetros de agua llovida en la madrugada del domingo. Durante el mismo día hubo complicaciones en la circulación sobre la calzada de la ruta alertadas por la asamblea y desoídas por los funcionarios municipales y provinciales. El corte de ruta preventivo se llevó a cabo el día lunes cuando las consecuencias eran más que evidentes.


El segundo protocolo incumplido fue el de la evacuación preventiva de los vecinos rurales. Se los abandonó a la libre suerte de transitar por la peligrosa e inundada ruta 51 para autoevacuarse.

El tercer protocolo incumplido fue el de no lanzar una alerta oficial desde Vialidad en los diferentes medios de comunicación sobre la ruta 51 en las condiciones en que se encontraba el mismo domingo a la madrugada. Las alertas llegan a través de distintos medios a los usuarios viales que transitan esta ruta provenientes de otros lugares y los previenen.

El cuarto protocolo incumplido fue la no implementación de tránsito asistido sobre las rutas complicadas del norte bonaerense. La asamblea daba alertas tempranas desde el domingo a la tarde sobre complicaciones ante el agua acumulada en la calzada.

Los funcionarios municipales de Ramallo, Pergamino, y los funcionarios provinciales del área de vialidad han demostrado la ausencia de una estrategia preventiva y en muchos casos la nula capacidad para afrontar la problemática. Deseamos que estás tristes e indignantes consecuencias hayan dejado un aprendizaje para no volver a repetir errores. Más teniendo en cuenta las lluvias pronosticadas para año nuevo.

No escribimos este comunicado con el fín de ofender o atacar a alguien en particular sino con la firme convicción de manifestar nuestra posición y aportar soluciones. La asamblea siempre se demostrará dispuesta al trabajo colectivo para el bien común.

Compartir

Comentarios