Los trabajadores municipales de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) seccional Arrecifes, Salto, Ramallo, dijeron presente este jueves en la ciudad de Buenos Aires.

En el marco del paro en reclamo de mejores condiciones salariales y laborales, el titular de la seccional Adrian Lescano remarcó “que estamos ante un hecho que marcará un antes y después para los trabajadores municipales”.     Por la mañana, los municipales se movilizaron desde cada distrito y en la Ciudad de Buenos Aires, marcharon desde la sede de Federación Argentina de Municipios (FAM), en avenida Córdoba y Cerrito, hasta el Congreso, donde presentaron un proyecto de ley.   “La inflación del 40 por ciento pega de lleno en los salarios más vulnerables, como es el sector municipal. Los trabajadores quedaron atrapados en los acuerdos salariales a la baja que los intendentes firmaron”, resaltaron desde ATE.   El proyecto de ley exige que todos los municipios adhieran al salario mínimo, vital y móvil y establezcan o adhieran al convenio colectivo de trabajo, que hoy sólo tienen los trabajadores públicos nacionales. Según explicaron desde ATE, la falta de convenios colectivos permite diferentes formas de precarización laboral, como que todavía exista el trabajador por jornal sin ningún tipo de derechos y estabilidad.   A través de un comunicado, pidieron que el Gobierno nacional “se haga cargo” y disponga los fondos para que las provincias y los municipios “paguen salarios dignos a los trabajadores municipales”. La mayoría de los sueldos de los trabajadores municipales ronda los 3.500 pesos, cifra que no llega al 50 por ciento del salario mínimo.

Compartir

Comentarios