La renovación justicialista no incluye al ultrakirchnerismo, y el objetivo es hacerlo oficial. La escisión involucra también a los bloques del FpV de los concejos. Muchos intendentes peronistas se ven en aprietos porque saben que pueden perder manos a favor

RAMALLO
De los dieciséis escaños del Concejo Deliberante, el FpV tiene ocho, con la presidencia del cuerpo (Elvio Zanazzi) a su favor. El intendente proviene del peronismo, pero brega por la permanencia en el Frente para la Victoria. El presidente del bloque de concejales oficialistas, Ricardo Gorostiza, tiene a todos los ediles alineados, incluso a Sergio Romá (hermano del ex vicegobernador Rafael Romá), quien dejó el FR para sumarse al FpV. “El bloque está encolumnado detrás de las de-cisiones políticas que tome yo, y con el intendente hay una muy buena relación; nos reunimos siempre después de las sesiones y coincidimos en que debemos seguir ligados al FpV”, aseguró Gorostiza, quien compitió en internas con Poletti, al igual que el titular del PJ y actual funcionario municipal Cristian Mansilla. “Ahora trabajamos todos juntos enfocados en nuestro territorio”, sentenció Gorostiza.

ROQUE PEREZ
Seis concejales del Frente para la Victoria, 5 de Cambiemos y 1 del Fennte Renovador llevan a que el intendente Juan Carlos Gasparini necesite que el presidente del Concejo Deliberante, José Luis Demichelis, deba volcar las votaciones a favor del oficialismo. En cuanto a la composición interna del bloque del Frente para la Victoria, uno de los concejales (Juan Goñi) pertenece a La Cámpora. De todos modos, el jefe comunal no cree que haya problemas en caso que el Partido Justicialista se emancipe del kirchnerismo, y confía en mantener los 6 de su lado. “Acá se conduce al peronismo, y no creo que tenga problemas porque nunca los tuve, además yo a La Cámpora le di el segundo lugar en la lista y el pibe juega bien”, sostiene Gasparini en relación a Goñi.

SAAVEDRA
El intendente Hugo Corvatta tiene minoría (seis concejales sobre catorce), pero pudo quedarse con la presidencia para Andrea Camandona gracias al acompañamiento de un massista y de la banca de Cambiemos. Los seis ediles del PJ responden a Corvatta, y estarán con él en el espacio que elija, “que será siempre bajo la sigla del PJ”, dijo el acalde. El resto del Concejo: dos del Frente Re-novador (a la vez divididos), uno de Cambiemos y cinco del Progresismo.

SALTO
Ricardo Alessandro debe gobernar en minoría, aunque tiene la presidencia del Concejo, que ejerce Pablo Ruso. El FpV pose 5 escaños, Cambiemos 6, el FR se dividió en un par de bancadas de 2 cada una, y Progresistas tiene 1 silla. Ariel Mendoza (titular del bloque), Silvia Constantini y Alejandro Santana entraron con el intendente, mientras que Ruso y Hugo Malandra vienen desde 2013. “Todo el bloque me acompaña, los que entraron conmigo y los que venían de antes”, asegura Alessandro. Y sentencia: “Todos saben que soy díscolo, no fui a la otra convocatoria de Cristina (Fernández) y no pienso concurrir a ningún mitin en el que aparezca Cristina; voy a jugar con el peronismo que no este con el kircnerismo, yo soy peronista no soy kirchnerista”.

SAN ANTONIO DE ARECO
De catorce bancas, siete son del FpV, que tiene la presidencia con Nicolás Marinko-vic; en tanto Cambiemos tiene seis, y el FR, una. Los del FpV responden al intendente Francisco Durañona. El titular de la bancada, Mariano Pinedo, dijo: “Somos todos del mismo proyecto que conduce ‘Paco’ Durañona; no tenemos ninguna intención de plantear una división, y creemos que no es momento para divisiones, sino de hacer un esfuerzo para ampliarse y generar mayor amplitud a otros sectores”.

SAN NICOLAS
Ismael Passaglia ha decidido dejar el FpV y acercarse al PRO, con lo cual se dividirá su bloque de nueve (es la primera minoría y tiene la presidencia del cuerpo con Agustina Gruffat). La semana pasada decidieron cambiarle el nombre a la bancada presidida por Danilo Petroni y ponerle “Bloque de Ismael Passaglia”. La primera consecuencia sería las salidas de Jorgelina Glorio y Sergio Giménez, que responden al diputado Andrés Quinteros; y se les sumaría Roberto Fernández Viña. Omar Vera juega con el Movimiento Evita y se encamina hacia un monobloque. Passaglia, hasta ahora, obtiene la mayoría con el acompañamiento de Ernesto Onchalo (PJ) y de los dos ediles de UNA. Sin embargo, el pase al PRO significaría una reestructuración en las alianzas, y el alcalde necesitará del acompañamiento de los votos de Cambiemos (2), pero los ediles de esa fracción, María Laura Vázquez y Alicia Delaude, responden a la diputada provincial Sandra París, enfrentada con Passaglia.

 

Informe: www.latecla.info

Foto facebook Municipalidad de Ramallo

Compartir

Comentarios