ACTUALIDAD

9 de febrero de 2016

Alerta alacranes!

Guillermo Lienhart y su esposa la doctora Mariela Felicioni, mediante el posteado en su cuenta de facebook y el envío de una nota pusieron en alerta a la comunidad sobre la aparición de alacranes. El texto narra lo siguiente:


El sábado a la noche (madrugada del domingo), tipo 1 y 45 hs., mi hijo de 5 años comenzó a llorar desesperado. Me levante de un salto y me di cuenta que lloraba dormido. No podíamos saber que le había pasado. Pensamos que se había asustado con algo. Siguió durmiendo unos minutos pero se movía en la cama y estaba inquieto, quejándose. Llamo a la mamá y le dijo que le revise porque le dolía la pierna. El instinto indiscutido de madre hizo que mi esposa me dijera “fue un alacrán”. Yo no lo creí. Ese mismo instinto, hizo que ella revisara la cama del niño y encontrara a la casi transparente (el color real cuando esta con vida es como un grano de arroz hervido, luego se pone oscuro) y ponzoñosa alimaña, que instantes antes había descargado su letal veneno en mi hijo. Luego de los gritos y del susto, mate al bicho y lo puse en un frasco.


A los pocos minutos, entre llamadas, corridas, etc. Estábamos a toda velocidad en la ruta rumbo a Rosario, ya que la pediatra de mi hijo nos indico que fuéramos a un lugar con pediatría de alta complejidad, a la altura del monolito a Cabalen el nene se descompuso, y decidimos entrar a San Nicolás. En la UOM nos dijeron que no tenían el antídoto. Resumiendo terminamos en el Hospital San Felipe, en la guardia pediátrica, donde dimos con un medico con el conocimiento adecuado del tema, y también nos informaron que ellos tenían el anti veneno. La vida de mi hijo estaba verdaderamente en riesgo, estuvo en la terapia intensiva y luego de algunas horas de incertidumbre, suero, anti veneno y la atención de profesionales adecuados, el nene se fue recuperando. El día lunes a la tarde después de varios análisis y de haberse recuperado le dieron el alta.


Ahora nos queda la sensación de miedo. La impotencia de saber que en cualquier momento un minúsculo ser puede terminar con la vida de un niño. Y la necesidad de contar esto para que otros padres tengan el cuidado correspondiente. Muchas veces nos preocupamos por el dengue, o la hormiguita que dan en la tele pero convivimos con este indeseable arácnido que es realmente letal. Y que sepan que en estas circunstancias, sin desmerecer a los efectores de salud locales, y mucho menos al querido hospital Gomendio hay un lugar el HOSPITAL SAN FELIPE, que tiene el anti veneno. Y que cuenta con profesionales que saben cómo actuar y que hacer en estos casos. No se debe perder ni un minuto de tiempo, no hay que minimizar estas situaciones son extremadamente graves y el riesgo muchas veces es de vida.


Como dato extra les cuento que hace unos veinte días, a mi vecina también la pico un alacrán, al momento de tomar un toallon, y si bien por una cuestión de peso y edad no fue tan grave, tuvo que pasar por una situación realmente complicada.


En la imagen se ve al bicho que pico a mi hijo, pero recuerden que el color es casi blanco transparente. Así se pone unas horas después de muerto.


Es recomendable sellar las entradas de las viviendas y poner rejillas sanitarias en baños y lavaderos.


En Ramallo las venden y son económicas.


Lo único que nos queda para agregar es el eterno agradecimiento al médico y personal del Hospital san Felipe que estuvieron de Guardia la noche del sábado 6 y madrugada del domingo 7 de febrero, a ellos nuestro reconocimiento y respeto.


Mariela Felicioni y Guillermo Lienhart.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios