En una sesión que tuvo idas y vueltas, los ediles ramallenses aprobaron por mayoría la Emergencia Económica, Administrativa y Financiera de la Municipalidad de Ramallo desde el 11 de diciembre de 2015 hasta el 31 de diciembre de 2016”.

Con nueve votos a favor, seis en contra y una abstención de la concejal Jordana Dentone fue aprobado el proyecto de emergencia económica generando sorpresa y gestos adustos frente a la nueva realidad de la Municipalidad de Ramallo.

Además se aprobó un proyecto que autoriza el Concejo Deliberante para “desafectar fondos de su destino de origen saldos para el pago de horas extras del mes de noviembre y completar el pago del Sueldo Anual Complementario (aguinaldo)”.

Su aparición generó sorpresa y preocupación entre los concejales y gremios municipales que desconocían absolutamente sobre esta propuesta diseñada por el nuevo gobierno.

Esto implica otorgarle facultades al ejecutivo como la suspensión de realización de horas extras y viáticos, reasignar partidas presupuestarias, revisar y revocar los nombramientos de personal que se hubieran incorporado a la planta permanente del municipio y no hayan cumplimentado con las normas estatutarias, luego del 25 de octubre de 2015.

También lo faculta para reubicar personal cuando razones de servicio o funcionamiento lo requieran o incluso puede adoptar sistemas de retiro voluntario o jubilación anticipada como así también renegociar los cánones ya establecidos por el uso de bienes en concesión.

Compartir

Comentarios