Desde la CTA de los TRABAJADORES expresamos nuestro rechazo al aumento pretendido por la monopólica empresa de transporte de pasajeros VERCELLI.

No debemos olvidar que dicha empresa recibe subsidios de la Nación por cifras millonarias.

También decimos que promovemos la urgente implementación de la tarjeta SUBE, cuyo principal objetivo es subsidiar al USUARIO del transporte y no a las empresas como sucede actualmente.

El Gobierno Nacional subsidia a las tarifas para viajar tanto sea en colectivos, subtes y trenes. Los siguientes usuarios obtienen, además, tarifas diferenciales:

jubilados y pensionados.

Personal de trabajo doméstico.

Ex combatientes de Malvinas

beneficiarios de asignación universal por hijo, por embarazo.


Proponemos que se amplie este universo de beneficiarios a otros trabajadores tales como: docentes, estudiantes y personal auxiliar de educación.

Porque el TRANSPORTE PÚBLICO NO ES UN SERVICIO SINO UN DERECHO

CTA de los TRABAJADORES San Nicolás- Ramallo

Compartir

Comentarios