En una reunión a la que asistieron representantes del Departamento Ejecutivo y de los gremios, este 1 de septiembre se abrió la mesa paritaria para abordar la actualización del salario en el Palacio Municipal de Ramallo.

En este primer encuentro y respetando las medidas de distanciamiento social, hubo solo 1 referente de cada gremio: Ana Gallo (CICOP); Marta Oliveros (SOEM), Victoria Isarra (SMTR) y Adrián Lescano (ATE). Se abordaron diferentes propuestas y se estableció que la próxima reunión será la semana que viene en el Honorable Concejo Deliberante con un representante más de cada sector. 


El gobierno municipal ofreció un informe del estado financiero y explicó cómo se trabajó con los empleados desde el momento en el que comenzó la pandemia: exceptuando a los que pertenecen a un grupo de riesgo, flexibilizando los horarios, entregando elementos de bioseguridad y cumpliendo con las medidas preventivas, priorizando la salud de los empleados. Gracias a estas acciones y al compromiso de los municipales, se logró evitar la circulación del virus en el Palacio, dándole respuesta al vecino reduciendo al máximo el impacto de funcionar con muy poco personal. 

En un marco de respeto mutuo, se plantearon algunas propuestas para incrementar los salarios. Por un lado, ATE pidió –junto con SMTR- una suma fija de 7 mil pesos, con carácter remunerativo y que el porcentaje de antigüedad llegue a ser del 3%. Sin embargo, CICOP planteó no estar de acuerdo con esto y que el aumento debería ser porcentual y no fijo, aunque no definieron el número definitivo. SOEM, coincidió con este criterio y pidió que durante las negociaciones paritarias se continúe pagando el monto a cuenta de $2.500 que ya comenzaron a cobrar este fin de semana todos los municipales. 

El presentismo fue otro de los temas: mientras ATE y SMTR no quisieron tratar el tema en este marco, el gobierno pidió articular acciones para aumentar la asistencia. Por su parte, SOEM aportó que es necesario tener un mayor reconocimiento a los que cumplen con el presentismo. 

Además, ATE quiere que el porcentaje de incremento sobre el salario por antigüedad alcance el 3%; y junto con SMTR y SOEM se revea el criterio que se utiliza para que los empleados temporarios pasen a planta permanente. ATE también pidió que se revea el pago del bono Covid-19 de los esenciales. 

Por último, CICOP pidió más elementos de seguridad y de indumentaria; un lugar que el personal de salud se cambie antes de retirarse a su domicilio y actualizar los códigos de la carrera médica hospitalaria; mientras que SOEM planteó la insalubridad de las tareas del Cementerio, mejorar las condiciones sanitarias y un abordaje sobre las posibles jubilaciones con un trabajo previo de concientización.

 

Prensa Municipalidad de Ramallo

Compartir

Comentarios