Mientras dure la cuarentena, los hijos pueden cambiar, una vez por semana, la casa del progenitor con el que viven.

El viernes 1° de mayo el Poder Ejecutivo Nacional, a través de la Secretaría de Niñez y Adolescencia (Senaf), el Ministerio de Desarrollo Social (junto al Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y el de Salud), incorporó al listado de excepciones para trasladarse y circular a los padres separados para que puedan llevar a sus hijos a la casa del otro progenitor. También se estableció que en los hogares monoparentales se pueda trasladar al niño a la casa de un referente afectivo, siempre que ello sea en el interés superior de ese niño. 

“Alrededor del 30 por ciento de chicos y chicas convive con sólo uno de sus progenitores. El tema de la vinculación entre hijos/as con padres/madres no convivientes es de enorme magnitud: podría alcanzar a cuatro millones de chicos”, dijo Gabriel Lerner, titular de la Senaf a nivel nacional.

https://drive.google.com/file/d/1NNu7ZsikUa5Dinh9-TE1GH_FVkYBLU58/view

Compartir

Comentarios