La nota publicada por https://mundo.sputniknews.com/ da cuenta del persistente interés de los capitales rusos en el partido de Ramallo. Lo que sigue en la nota publicad hace unas horas por el portal internacional.

Moscú valora Buenos Aires por ser un importante socio económico y esto se confirma en el flujo de inversiones. Además, el país latinoamericano ya se ha convertido en una puerta al mercado regional para las empresas rusas. El ministro de la Embajada argentina en Rusia, Rolando Pocovi, comentó a Sputnik el estado de las relaciones bilaterales.

"Las relaciones entre Rusia y Argentina son excelentes y pueden seguir así e incluso crecer. [Los lazos] pueden seguir siendo mejores e insisto que hay mucho potencial en las relaciones entre nuestros países. Tenemos que trabajar y desde la Embajada lo hacemos para que este potencial se convierta en realidad".

En la actualidad hay un importante número de planes y lo que necesitan los dos países es tratar de lograr que los contactos se amplíen y que estos planes se concreten, agregó.
Los frutos de la cooperación económica son tangibles. La prueba más evidente de esto es el comercio entre Argentina y Rusia, que según los resultados del año 2017 superó los 890 millones de dólares.

Las relaciones entre los dos países, como es de esperar, serán el tema clave de la cita entre Vladímir Putin y Mauricio Macri que tendrá lugar en Buenos Aires durante la Cumbre G20 celebrado entre el próximo 30 de noviembre y 1 de diciembre.

En principio se plantea la firma de un par de acuerdos entre los mandatarios de ambos países. En particular, un acuerdo de cooperación en materia de pesca y probablemente en materia de cooperación de las agencias regulatorias de medicinas, reveló a Sputnik el diplomático.

Al tratar el tema de las sanciones que Occidente introduce contra las empresas internacionales por trabajar con Rusia, el representante oficial argentino apuntó que Argentina nunca ha apoyado a este tipo de medidas económicas como una herramienta política.

A su juicio, la política de sanciones unilaterales e individuales es contraproducente. Esta no logra el objetivo, ya que el diálogo siempre debe ser el instrumento político principal.
"Estimamos que Rusia debería hacer una mayor difusión de los verdaderos alcances de las sanciones. Por ejemplo, estas no complican todo lo que es el comercio internacional, como es el caso de las inversiones", apuntó.

Las empresas rusas están invirtiendo grandes cantidades de dinero en diferentes proyectos en el territorio argentino. En algunos casos empresas rusas barajan localizar la fabricación de sus productos en el país. En particular, esto se refiere al gigante de transporte ferroviario ruso Transmashholding.
Añadió que esto, además, puede suponer una cierta transferencia de tecnología, que no solo quedaría en Argentina, sino en toda Latinoamérica.

Confianza mutua por encima de todo
Transmashholding fabrica vagones de metro que se exportan a 11 países y locomotoras que, además de tener una presencia dominante en la red ferroviaria de algunos países de la antigua URSS, son utilizadas en Finlandia, Polonia, China, Guinea y otros países.

El gigante invirtió tres millones de dólares en el proyecto de reinauguración de los talleres ferroviarios de Mechita, en la provincia de Buenos Aires, inactivos desde 2011, donde se puede producir y realizar obras de mantenimiento de locomotoras y vagones. La empresa prevé establecer una línea de producción en esta planta para luego exportar los productos desde ahí a otras partes de América del Sur.
Para Pocovi los contratos firmados entre la empresa Transmashholding y Argentina son muy exitosos. Esta primera inversión es todo un símbolo del potencial que hay en las relaciones entre Argentina y Rusia, subrayó.

Es una inversión de largo plazo y fue bienvenida en Argentina. La compañía rusa está tratando de renovar todo lo que significa el tren suburbano, el tren que rodea la ciudad de Buenos Aires, indicó.

La empresa no es la única que invierte su dinero en Argentina. Moscú y Buenos Aires gozan de numerosas posibilidades de cooperación en energía y en la construcción de infraestructura, adelantó el entrevistado y especificó que, en particular, Gazprombank sigue tratando de desarrollar un proyecto de instalación de un puerto en la zona del río de Paraná, en el sur de la provincia de Santa Fe.

También precisó que ahora está afrontando problemas con la ubicación. En otras palabras, el banco ruso está en busca de un sitio adecuado, aunque en el pasado salió a la luz información sobre un posible emplazamiento en la ciudad de Ramallo, en la provincia de Buenos Aires. Asimismo, se hablaba de la participación de la empresa Ferrocarriles Rusos (RZhD) en esta iniciativa.

Otra empresa que está expandiendo activamente su presencia en el país suramericano es PhosAgro, uno de los mayores productores de fertilizantes. Según puntualizó Pocovi, la compañía sigue tratando de invertir e inaugurar su oficina en Buenos Aires para tratar de aumentar sus negocios en el país.


Los fertilizantes son responsables de una proporción sustancial del comercio bilateral ruso-argentino. Para promover el comercio en 2017 se ha logrado suprimir el arancel del 6% en el fosfato diamónico de alta calidad, lo que puede ser considerado como una señal positiva o incluso ser percibido como una luz verde para las inversiones.

"Las inversiones son un tema en el que se juega mucho capital. Son fuertes y todos los detalles tienen que ser ajustados y eso lleva tiempo. Pero en eso estamos", concluyó el diplomático.

 

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/economia/201811211083594880-america-latina-cooperacion-fructifera-entre-argentina-rusia-relaciones-inversiones/ 

Compartir

Comentarios