Gustavo Repetto, Secretario de la filial Ramallo de la Federación Agraria expresó su preocupación por la decisión de aumentar la alícuota de Bienes Personales en el presupuesto 2019.
El productor remarcó que "no se puede considerar un pequeño o mediano productor con uno que tiene 3.000 hectáreas. Creo que el gobierno tiene que tomar nota de la situación y modificarla".

Desde la entidad hicieron llegar este comunicado: 

Desde la Federación Agraria Argentina advertimos que, en caso de votarse, el proyecto de Ley que busca subir Bienes Personales para el año fiscal 2019 impactará regresivamente en los pequeños y medianos productores.

 

En este marco, no podemos no decir que mientras los chacareros, las economías regionales, las Pymes y los trabajadores venimos enfrentando la recesión, especialmente el sector productivo asumió el esfuerzo de ingresar en un nuevo circuito de retenciones hacia todos los bienes exportables, mientras tanto el sector financiero sigue acumulando beneficios. Pareciera que a algunos sólo les toca pasar por la ventanilla de sacar, pero nunca en la de poner. 

 

Entendemos que el camino debe ser fortalecer la economía y tener más actividad, que debemos apuntar a que haya más y mejor financiamiento para la producción, y no una nueva suba de impuestos, mucho más cuando ya hemos padecido en estos meses el aumento de los insumos y servicios, y los niveles casi delirantes de la tasa de interés. 

 

Por eso hacemos desde FAA un llamado de reflexión a la clase política, fueron 18 gobernadores los que firmaron la cláusula del Consenso Fiscal que prohibía incrementar alícuotas. Y fue el Parlamento el que aprobó la Reforma Tributaria. Quedó demostrado que los productores, con menor presión tributaria, habíamos empezado a recuperarnos. Los números del trigo son un ejemplo muy claro, que cuando bajó la presión tributaria, casi se duplicó la superficie sembrada. Sostenemos entonces, que a más presión tributaria, habrá menos empleo y menos producción.

Compartir

Comentarios