Por Elvio Zanazzi
- Ramallo, BA



Porque el transporte público de pasajeros es un servicio que iguala derechos, que debe estar en función de facilitar el acceso de los ciudadanos hacia donde se necesite llegar. Fundamentalmente trabajadoras/es, estudiantes, jubilados, vecinas/os que luchan a diario para seguir adelante, para intentar crecer, viajan a diario en el colectivo, en el 342, el micro que lleva estudiantes y trabajadores y gente a atenderse a los hospitales desde Ramallo-San Nicolás-San Pedro. Han subido entre gallos y medianoche el precio del boleto desde Ramallo a San Nicolás y viceversa de $13,20 a 18 pesos y el 1º de Abril 2014 pasará a costar $20,50 lo que significa un aumento del 55 %. No hay salario que haya aumentado ni vaya a llegar a tal incremento ni inflación que justifique llevar el pasaje a más del doble de su valor original, ya de por sí costoso. Un estudiante debe contar con al menos 800 pesos mensuales sólo de pasajes para ir a San Nicolás (25 Kms) y viceversa San Nicolás-Ramallo. El precio del pasaje sólo parece pensarse en función de la rentabilidad empresaria. ¿Y los ciudadanos de a pie? Hagan algo señores. Es su obligación y es nuestro derecho constitucional y ciudadano.

Compartir

Comentarios