El partido por la Reválida del Torneo Federal A, entre Gutiérrez y Defensores fue suspendido antes de comenzar porque un par de bombas de estruendo cayeron muy cerca de Dobboletta y Mignaco. El más afectado fue Mignaco, que debió ser trasladado a un hospital cercano, donde constataron la lesión, fue medicado y le permitieron regresar a Ramallo. Ahora deberá resolver el Concejo Federal, que pasa con el partido o directamente con el cruce que incluye la revancha que debía jugarse el próximo lunes en Villa Ramallo. FOTO: Diario UNO.

El arquero visitante Juan Dobboletta y el defensor Leonardo Mignaco fueron alcanzados por una bomba de estruendo lo que dejó a éste último en estado de aturdimiento y tuvo que ser trasladado hasta el hospital Regional Diego Paroissien. El árbitro sanjuanino Mario Ejarque suspendió del encuentro tras constatar el estado del futbolista.

Por el momento hay mucha incertidumbre porque se debe esperar que el Tribunal de Disciplina del Consejo Federal se expida luego de revisar el informe del árbitro.

El partido de vuelta estaba pactado para el próximo lunes a las 20.30 en Villa Ramallo. Miguel Rinaldi, ayudante de campo de Héctor Storti le señalaba desde Mendoza a La Radio Ramallo: “Estamos en el hospital con “Leo” (Mignaco), el estaba agachado y una bomba le estalló muy cerca, lo trajimos en ambulancia aturdido con nauseas, con zumbido en los oídos. El árbitro espero un rato y como no se recuperaba suspendió el partido, pidió la ambulanica. Acá constataron lo que tenía, no es nada grave, pero mareado y con ganas de vomitar.

Lamentablemente estas cosas ocurren en el fútbol, una pena, había mucha gente y por dos o tres que no tienen sentido común se suspende el partido. No sé cómo continua esto, nos quedaremos en el hospital hasta que “Leo” se recupere y después veremos”. Al cierre de este informe la delegación había emprendido el regreso a Ramallo con Mignaco bastante recuperado pero con recomendaciones médicas a seguir por un par de días

Compartir

Comentarios