En un rápido operativo policial montado tras el octavo robo en la autopista, personal de la PDI logró el jueves por la noche la detención de los autores de estos hechos. La investigación continúa con el objetivo de desbaratar toda la banda que tiene su asiento en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez. A los detenidos se le dictó prisión preventiva sin plazo en la audiencia imputativa realizada el viernes.

El jueves por la noche la Policía De Investigaciones (PDI) de Villa Constitución detuvo a dos delincuentes que asaltaron en la autopista a dos mujeres oriundas de San Nicolás. El robo fue con misma la modalidad de los ocho asaltos ocurridos en las últimas semanas en esa carretera: colocaron un adoquín en la calzada para detener al auto. El asalto fue entre Empalme y Pavón, y en un rápido operativo cerrojo se atrapó a los asaltantes en el acceso a la localidad de Fighiera. El personal policial logró el secuestro de dos revólveres, uno calibre 38 y el otro 22, y la totalidad de lo sustraído a las víctimas.

Las víctimas fueron María A. y María C., ambas mayores de edad, las que se desplazaban en un Ford Focus en el carril Rosario-Bs. As. Aproximadamente a las 23, a la altura Pavón “observan un adoquín sobre cinta asfáltica no pudiendo esquivarlo causándole daños al rodado, detienen la marcha y son abordadas por dos masculinos NN con armas de fuegos que le sustraen dinero, dos mochilas conteniendo Notebook, tablet, ropas y se dan a la fuga en un Ford Escort bordó”, informaron desde la Unidad Regional. Estos asaltantes fueron apresados minutos después e identificados como Damián Víctor García, de 37 años, y Miguel Antonio Gorosito, de 21 años, ambos con domicilios en la ciudad de Villa Gobernador Gálvez.

El resultado positivo del procedimiento policial obedeció a que la PDI estaba llevando a cabo patrullajes para dar con estos malvivientes por lo que esa noche se encontraban en la zona en el momento preciso, pero además un hecho fortuito jugó en favor de la celeridad con la que se montó el operativo cerrojo. Una de las víctimas alcanzó a realizar un breve llamado telefónico a su esposo advirtiéndole: “Nos tiraron una piedra. Nos van a robar…”. Inmediatamente la comunicación se cortó cuando uno de los asaltantes le quitó el celular.

 

Alerta temprana

El marido de la víctima resultó ser una persona relacionada con el ámbito judicial nicoleño y que conocía a las fiscales villenses por lo que rápidamente se comunicó con la fiscal Analía Saravalli quien anoticiada de lo que estaba sucediendo llamó inmediatamente el jefe de la PDI, comisario Eduardo Ramús.”Se comunicó a mi teléfono celular y como ya tenía gente haciendo recorridas la pongo en conocimiento de esta situación y los comisiono a la localidad de Fighiera para que se dirijan desde allí hacia Pavón”, explicó Ramús.

En tanto en otro móvil el comisario Ramús se dirigió directamente al lugar del hecho para constatar si el robo se había concretado porque la brevedad de la llamada telefónica de la mujer no permitía tener ninguna certeza. “Una vez allí constato que el hecho había ocurrido y le comunico esta situación al personal que estaba en Fighiera”, señaló. Cabe destacar que al momento del robo el móvil de la PDI se encontraba transitando el corredor de la ruta 21 porque la hipótesis era que para efectuar los asaltos los delincuentes, que se sospechaba eran de Rosario o Villa Gobernador Gálvez, ingresaban a la autopista por el acceso a Fighiera.

Este dato surgía de las información aportada por las víctimas de dos de los ocho asaltos, las que indicaron que los delincuentes se movilizaban en un viejo Ford Escort rural, color bordó. Cuando los pesquisas revisaron las imágenes de las cámaras de seguridad del peaje de General Lagos no pudieron dar con este auto, por lo cual dedujeron que ingresaba y salía por algún camino alternativo. Cómo todos los hechos ocurrieron entre Theobald y Fighiera, lo lógico era que utilizarán el acceso a esta localidad.

En momentos en que el personal de la PDI villense se dirigía hacia la autopista por el acceso a Fighiera se cruzaron con el Escort bordó en sentido contrario. “Logran interceptarlo y allí constituimos testigos, realizamos la requisa, logrando el secuestro de todas las pertenencias que habían sido robadas, como así también de un revólver calibre 38 y otro de calibre 22, los cuales estaban cargados con 6 proyectiles cada uno”, detalló Ramús. Cabe señalar que las balas del 22 tenía sus puntas cortadas para causar mayor daño al impactar.

En cuanto a la forma que operaban los asaltantes el comisario de la PDI aportó algunos detalles llamativos. Todos los hechos ocurrieron sobre el carril Rosario Buenos Aires, pero los delincuentes tenían siempre estacionado el Escort en la banquina del carril contrario. “Nos surgían dudas de cómo cruzaban los dos carriles de la autopista sin sufrir daño ni ser atropellados. Y logramos detectar que cruzaban al otro lado por alcantarillas”, puntualizó. Una vez en el lado donde tenían previsto actuar, se arrojaban cuerpo a tierra para no ser vistos y esperaban el momento preciso para arrojar la piedra. Esto último se desprende de los restos y marcas de pastizales que tenían en sus ropas.

 

Sigue la investigación

Más allá de los dos detenidos “la investigación sigue su curso y se sigue trabajando sobre la causa. En la mayoría de los hechos tenemos que eran dos los masculinos que abordaban, pero tenemos la presunción que pueden haber sido más personas. Hay celulares secuestrados que están siendo analizados para ver si de ahí podemos detectar otras personas que integren la banda”, aclaró Ramús.

En la tarde del viernes se desarrolló en los tribunales villenses la audiencia imputativa presidida por el juez de Investigación Penal Preparatoria, Carlos Pareto, de Casilda, quien atendió los argumentos de las fiscales Valeria Pedrana y Analía Saravalli y dictó para ambos imputados la prisión preventiva sin plazo. Es decir que esperarán el juicio encarcelados. Es de remarcar que García tenía antecedentes por delitos contra la propiedad en Rosario, no así en el caso del otro detenido.

Fuente :http://elsurdiario.com.ar/

Compartir

Comentarios