Eduardo Izaurralde referente de la Asamblea de la Ruta51 dialogó con este medio y explicó el malestar va en aumento dentro del grupo frente a la falta de respuesta del gobierno provincial. También señaló que no tienen contacto con el municipio y que no se olvidan de las especulaciones políticas que echaron a rodar el año pasado cuando la gestión provincial era del mismo color político que hoy tiene el municipio.

 “Desgraciadamente la obra está paralizada. La asamblea ha decidido estar en estado de alerta y movilización. Hay un atraso, importante. Hoy está todo paralizado. Ni siquiera sabemos sobre la licitación. Nos sabemos cuál es el momento de la obra y que monto es el que se va invertir. Nosotros a principios de este año tuvimos una reunión y realmente creímos que podía haber un cambio en la forma de gestionar las obras, esperábamos tener un dialogo continuo y realmente hoy desgraciadamente no se dio. A principio estábamos muy esperanzados con la nueva gestión provincial, hoy no se que decir” agregó. 

“En algunos medios el año pasado nos castigaban, en esos medios que hoy están al servicio del municipio o son funcionarios del municipio nos trataron de mercenarios  o que éramos los que hacíamos política para tal o cual espacio, o que éramos piqueteros pagos, todo porque ellos estaban con la gestión de la provincia anterior y hoy le estamos demostrando que no era así, que nosotros queremos que se repare la ruta” explico Izaurralde.  

“Nosotros vamos a tomar como fecha limite el último anuncio que hicieron a través de un representante a nivel local y si las obras no comienzan en agosto nosotros volvemos a la ruta. Si la obra de repavimentación no comienza en agosto nosotros volvemos con los reclamos. Si acá no pasa nada nosotros volvemos a la ruta, y lo reiteramos somos claros acá nosotros queremos que la ruta, que se repavimente y listo” indicó.

Al ser consultado sobre si se sienten usados por el Intendente Mauro Poletti y el Director provincial Ariel Santalla, Izaurralde dijo “no. Tuvimos que transitar caminos escabrosos, algunos funcionarios locales tenían algunos intereses raros, en el caso del ex Intendente Santalla tuvimos un comienzo duro y después entendió que el reclamo era justo, que era el reclamo de la gente. Con el Sr. Poletti no tenemos ningún contacto porque tuvimos mucho maltrato del Sr. Poletti".

 

Compartir

Comentarios