El Centro de Atención Temprana Nº 1 (CEAT) “Dr. Florencio Escardó” cumplió sus 25 años de historia y se realizó un acto para celebrarlo el pasado 18 de octubre.
La ceremonia fue al aire libre, en el frente de la institución que se encuentra ubicada en la calle Brown al 1100 de Villa Ramallo. Allí además del acto protocolar hubo números artísticos, circenses y se contó con la actuación de la Banda Infanto Juvenil de Ramallo.
Estuvieron presentes el intendente municipal Ariel Santalla, el Jefe Distrital de Educación Profesor Mario Del Arco, la Presidenta de Consejo escolar profesora Sandra Giorgini, el Director del Centro Daniel Azorín como así también inspectores, directivos y docentes de los distintos niveles educativos, las banderas de ceremonia de distintas instituciones educativas y la comunidad del centro de atención temprana.
Primero se izó la bandera nacional y luego las autoridades municipales y educativas descubrieron una placa recordatoria alusiva a la fecha.
Luego, el Director de la Institución, Daniel Azorín ofreció su discurso donde dijo: “estos primeros 25 años pueden parecer mucho o poco pero solo dependen de la mirada que pongamos sobre ellos”.
“Estos años nos hablan de mucho esfuerzo, responsabilidad, compromiso de profesionales y de gran parte de la comunidad que ha ido luchando y aportando a lo largo de este tiempo para que este servicio, haya ido creciendo con el acompañamiento temprano de varias generaciones de nuestros niños y sus familias, marcando el inicio de sus trayectorias de vida, apuntalando, sosteniendo y educando en el juego, la comunicación y la buena crianza” dijo.
Luego, Azorín quiso compartir y reconocer a quienes forman parte de la historia de la institución, y por ello públicamente homenajeó a la señora Gabriela Tessi, quien estuvo al frente de la institución como así también a todo el cuerpo docente que actualmente trabaja en el centro.
A su turno, la docente Gabriela Tessi aseguró sentirse orgullosa de haber trabajado en el CEAT y agregó: “fui parte de esta institución, lo que me llevó a comprometerme y trabajar por ella. Es para mí un orgullo haber pertenecido a esta institución, y no solo por la labor educativa sino por la calidad y calidez de los docentes que me acompañaron en mi gestión. Los educadores de atención temprana sabemos que somos quienes acompañamos, sostenemos, escuchamos y brindamos un espacio y un tiempo, una palabra, para lograr un niño autónomo y feliz” destacó.

Compartir

Comentarios