Después de espera por décadas finalmente los vecinos de este popular barrio de Villa Ramallo le dirán adiós a la calle de tierra. Se asfaltaron más de 10 cuadras y se realizaron 2000 metros de cordón cuneta. Esta obra se realizó con recursos y mano de obra del Estado Municipal.


El Intendente Poletti junto al  Secretario de Obras y Servicios Públicos, Leandro Torri, recorrieron el barrio.


Poletti afirmó que “nuestro objetivo es terminar  en los próximos cuatro años con las calles de tierra”, también dio detalles de cómo continúan las obras. “En Ramallo Pueblo ya terminando lo que es barrio La Buena Moza, nos faltan un total de 7 cuadras, para luego  pasar al barrio La Ribera y de San Francisco de Asís  nos trasladamos al  barrio Las Ranas. También haremos intervención en barrio La Tranquera, para dejarlo totalmente pavimentado”. 

Además el  mandatario municipal remarcó que: “Iniciamos un proceso donde al principio costó; teníamos una deuda de 65 millones de pesos  y un Estado totalmente desguazado  en el parque vial y herramientas de la municipalidad, hoy por hoy  la rueda está girando con obras públicas en todas las localidades y la idea es para el año que viene inyectarle 3 millones de pesos al programa de obras públicas solamente de recursos municipales, y si está la posibilidad de gestionar recursos del Estado nacional o provincial mejor. Hay todavía 570 calles de tierra que queremos erradicar”.

El Intendente destacó la importancia del empleado municipal en este Plan Integral  de Obras Públicas en todo el Partido. “Es fundamental realizar estas obras con mano de obra municipal, revaloriza el trabajo de nuestros empleados y además esos 35, 37 millones de pesos que se iban todos los años en empresas que se contrataban de afuera, quedan en el circuito económico local, lo que se traduce en comprar los insumos acá, mejorar el ingreso del empleado municipal a partir de las horas extraordinarias y ese dinero va a la despensa del barrio, por lo tanto vamos a seguir profundizando este modelo  y además trabajamos diariamente para bajar los costos fijos. Por ejemplo, en este momento el municipio paga 230 mil pesos al mes, en un contrato que heredamos de la gestión anterior, en alquiler de  impresoras, si uno hace el cálculo, son poco mas de 2.5 millones de pesos durante el año, es por eso que decidimos la adquisición de impresoras, con lo cual vamos a generar un ahorro importante que se lo podemos devolver al vecino en obras. Pasa lo mismo con  los alquileres. Hoy las fuerzas Policiales, que antes estaban alojadas en inmuebles alquilados, hoy están ubicadas en propiedades municipales”.

Prensa Municipalidad de Ramallo

Compartir

Comentarios