ACTUALIDAD  17 de junio de 2018

Pese al pedido de Putin a Macri, siguen trabadas las inversiones en el puerto de Ramallo

Vidal todavía no firmó el decreto de zonificación que destrabaría USD 500 millones en inversiones

El decreto de rezonificación de Ramallo que ratifique la ordenanza municipal espera en el escritorio de María Eugenia Vidal desde diciembre de 2017. De él dependen la ampliación del puerto de Bunge, una planta de crushing de aceite de Louis Dreyfus, un puerto nuevo de PTP, otro centro de acopio de Moviport, un proyecto turístico de aguas termales y desarrollos inmobiliarios. En total, son más de 500 millones de dólares los que están paralizados.

En aquel diciembre, toda la burocracia que tenía al expediente deambulando por diversas oficinas de la provincia de Buenos Aires se aceleró de la noche a la mañana luego de que Macri viajara a Rusia en busca de inversiones y quedara descolocado cuando el vicepresidente del poderoso Gazprombank le dijo que hace años que querían invertir en la Argentina varios cientos de millones de dólares y no había manera de perforar la burocracia, como reveló en exclusiva LPO. Un reclamo que el propio Putin le deslizó al presidente.

 

Es que ellos están interesados en entrar en el país por cuestiones geopolíticas y además de financiar el puerto de PTP, esperan poder profundizar su presencia en la región. Como también adelantó LPO, el banco de la Federación Rusa estaba entre Colombia y Argentina para su desembarco en el Cono Sur.

El tirón de orejas de Macri a la administración bonaerense en un chat rajante desde Moscú que aceleró todos los trámites, pero no bastó para que Vidal firmara el decreto de zonificación indispensable para detonar las inversiones portuarias. 

Las razones son dos. En primer lugar, porque en su equipo tienen miedo que la firma de una rezonificación, que necesariamente implica habilitar nuevos negocios, les implique un procesamiento judicial, como sucedió en casos recientes vinculados a inversiones en energía. Y en segundo lugar, Lilita Carrió.

 

La diputada emblema de la coalición Cambiemos, fundada en versiones de diputados provinciales vinculados a San Nicolás, asegura que el grupo PTP y en particular su presidente, Guillermo Misiano, están vinculados a Aníbal Fernández. 

"Es un absurdo. El expediente fue iniciado en 2011, ha pasado por todos los controles, y de haber tenido algún vínculo con Fernández, supongo que deberían habernos aprobado todo antes de 2015, pero no, nos pusieron decenas de trabas hasta conseguir las licencias ambientales en 2013 y 2014 porque en ese entonces era un municipio radical. La declaratoria de obra portuaria nos otorgaron recién en 2016 durante el gobierno de Vidal, pero sin la rezonificación no podemos empezar las obras", dijo Misiano a LPO.

Lo llamativo es que a Macri la amenaza de una denuncia de Carrió lo tiene sin cuidado. Sin embargo, a Vidal hace dos años que la paraliza, incluso luego de que el ex titular de la AFIP, Alberto Abad, mandara a Juan José Gómez Centurión, entonces al frente de la Dirección de Aduanas, a revisar exhaustivamente las cuentas de Misiano, a su empresa y a su familia antes de aprobarle la concesión de la zona franca de Villa Constitución en Santa Fe.

 

En la empresa creen que en rigor la acusación de Carrió responde a mala información agitada por sus diputados nicoleños que no quieren que Ramallo, hoy bajo signo peronista, compita con ellos por la locación de inversiones. De Rosario hasta San Pedro, es decir, la zona de puertos fluviales se colapsa por falta de capacidad de carga y Ramallo es la continuidad geográfica de la actividad exportadora de granos e importadora de fertilizantes.

 

Desde la municipalidad de Ramallo recordaron a LPO que Macri viajó el año pasado a ver la planta de Bunge en su localidad, a la que fue invitado para anunciar su ampliación; y que también recibió a Gonzalo Ramírez Martirena, CEO de Dreyfus en Argentina, con motivo del mini Davos de 2016 en la que el empresario le comentó que tenía este proyecto de inversión en análisis y el presidente le dio su visto bueno.

 

LPO pudo saber que las diferencias entre el Ministerio de Infraestructura y Servicios Público de Vidal y el Ministerio de Transporte de la Nación se agudizaron por Ramallo. Guillermo Dietrich quiere cosechar los más de 500 millones de dólares de inversiones portuarias como un logro de su gestión y argumenta con la cantidad de encadenamientos para la producción aceitera y turística que puede tener para los bonaerenses. 

 

Fuente: http://www.lapoliticaonline.com/nota/113374-pese-al-pedido-de-putin-a-macri-siguen-trabadas-las-inversiones-en-el-puerto-de-ramallo/

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios