ACTUALIDAD  2 de junio de 2017

Oficio judicial del Juzgado de Paz Ramallo le dice no a Moviport

Por Fernndo Latrille

Se conoció el primero de junio el oficio judicial que manifiesta que las autoridades municipales y provinciales deberán “cumplimentar y agotar todos y cada uno de los recursos establecidos en las disposiciones normativas vigentes”, para la radicación de Moviport, “no debiendo autorizarse el inicio de obra alguna vinculada con el proyecto en cuestión hasta tanto se determine de forma fehaciente la nula incidencia en la salud de los habitantes de Ramallo”.

Recordemos que se trata de una acción judicial de protección ambiental que había sido llevada adelante por la abogada Sandra Mordini en el Juzgado de Paz de Ramallo el pasado 8 de mayo contra Moviport , tres días después se conoció- el 11 de mayo- que el juez Raúl García se había declarado competente. Mordini también había pedido en su presentación una medida cautelar de no innovar contra Movipor para que no continúe con su proyecto por no haber presentado el estudio de impacto ambiental. “Luego de aprobado el cambio de zonificación nosotros haremos el estudio de impacto ambiental correspondiente”, confesó para sorpresa de muchos de los presentes el 1 de febrero en el Centro de Comercio, industria y turismo de Ramallo en la segunda parte de la audiencia pública el empleado-socio de Moviport que expuso con un sincericidio sin igual. Cuando en el Juzgado solicitaron el expediente de Moviport al Municipio se encontraron que no había ningún estudio de impacto ambiental. Es por eso que hoy se conoce el oficio del Juzgado de Paz que argumenta su proceder “en virtud de la entidad que tienen las cuestiones traídas a esta instancia que en resumidas cuentas es la de tutelar y proteger el medioambiente de forma tal que no se vea alterado y que como consecuencia de ello se puedan ocasionar serios daños a la salud de los habitantes de Ramallo”. También, en lo personal el Juez dijo sentirse “preocupado como tantos acerca de qué calidad de vida vamos a dejarles a nuestros hijos y futuras generaciones”, y por eso Raúl García dictó el oficio judicial que le dice no a Moviport “hasta tanto se determine fehacientemente la nula incidencia en la salud de los habitantes de Ramallo”.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

ACTUALIDAD
Sin actividad

Comentarios