LOCALES  11 de junio de 2016

Cuatro historias de un país que no cambia

La noticia parece de otro tiempo, no del presente. Cuatro niños no comenzaron las clases hasta los primeros días de junio en el partido de Ramallo porque el sistema de transporte escolar que debía trasladarlo no estaba funcionando.

A esta situación hay que agregarle un número indefinido de estudiantes que todos los días llegan a diferentes establecimientos educativos haciendo “dedo”, buscando que algún vecino que comienza el día temprano lo traslade hasta la escuela. 

  Uno de los casos que tomábamos conocimiento a través de La Radio Ramallo, es el de un joven que se encuentra en la escuela secundaria y cada mañana a las 6.30 sale a hacer “dedo” para que algún vecino lo lleve desde  ruta 9 y 51 hasta Villa Ramallo.

Cuatro historias 

 
Cuatro alumnos no iban a la escuela por no tener transporte: Sucedió entre los meses de marzo y junio de este año en Ramallo. Se trata de cuatro alumnos estudiantes de primaria y secundaria que viven en la zona rural. Por la falta de transporte -que abona la provincia a través del Consejo Escolar- no asistieron a clases durante el primer trimestre del año lectivo. Ahora el municipio mediante el Fondo Escolar, se hizo cargo de los viajes diarios que los alumnos realizan a las escuelas.


   Los alumnos son cuatro hermanos de una familia que vive en la Estancia Trinidad, ubicada en la zona rural del Camino de Mutti y todos los días deben viajar hasta Villa Ramallo para asistir a la escuela. Dos alumnos cursan en la Primaria Nº 13, ubicada en el kilómetro 211 de la ruta 9 y otros dos lo hacen en la Secundaria Nº 1 de Villa Ramallo.

 Esta semana, el intendente Poletti puso a disposición los vehículos municipales para cubrir el traslado y el martes 7 los alumnos pudieron empezar las clases

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios